05 noviembre 2010

Diógenes, una biblioteca clásica en tu ordenador

Una semana llena de eventos me han apartado del teclado: líos con el máster de secundaria, que si ponte al día con la tesis, que si lee tal y cual...Aun dentro de ese pequeño caos periódico (porque se repetirá; la batalla contra el desorden es una constante humana) no me he olvidado del blog.

Si recordáis, hace poco inauguré una sección del blog titulada ciberfilología, dedicada a comentar recursos clásicos en internet. Continuando en la misma línea, aunque cogida un poco tangencialmente (por aquello de no ser una web ni un blog ni algo que uses en internet, sino que te lo bajas de él XD) , hoy quiero deciros cuatro palabrejas sobre un programa de cínico nombre: Diógenes.


En el instituto, al menos para mí, las fotocopias que el profesor nos proporcionaba eran más que suficientes para traducir, comentar, garabatear o hacer aviones de papel con los textos griegos o latinos que tocaran. Al pisar la facultad, la cosa cambió. De unas pocas líneas como mucho a páginas enteras que debía uno ventilarse - y demostrar al profesor que las habías digerido bien - de un día para otro; y naturalmente el aumento de trabajo se manifestaba en un incremento de las dichosas fotocopias. Súmale un par de diccionarios gordos y ya podéis dibujar el cuadro del filólogo literalmente sumergido en papel.

No es una cuestión de simpatía o desprecio por el material impreso. Es un problema práctico; necesitaba rapidez y facilidad para acceder a los textos y buscar en el diccionario. Y esto es precisamente lo que nos permite "el" Diógenes, un programa creado por el señor Peter Heslin, de la universidad de Durham (en Inglaterra, no la de Carolina del Norte) para manejar las bases de datos de textos antiguos publicadas en el Thesaurus Linguae Graecae y el Packard Humanities Institute. ¿Que qué es eso? Lisa y llanamente, todos los textos de los autores griegos y romanos conocidos, comprimidos y codificados en cómodos "paquetes" que caben de sobra en menos de 1gb [Por supuesto, no son gratis, ni asequibles al bolsillo común; pero como dijo Jesús: buscad y encontraréis, pedid y se os dará - para más señas, los que os interesan son el TLG-E (textos griegos) y el PHI-5 (textos latinos)].

¿Cómo funciona?
Bastante sencillito. Lo primero es irnos a las preferencias y poner la ruta a las bases de datos.

Con eso hecho ya podemos empezar a utilizarlo. Nos da varias opciones o "modos":
  • Buscar una palabra o una frase: si por ejemplo quieres averiguar en cuántos autores aparece λύονται, en corpus seleccionas TLG (o el PHI si fuera un palabro latino) y os arrojará a la pantalla una lista más o menos larga - o inmensa, dependiendo - de fragmentos en los que aparece dicho término, con la correspondiente información adicional sobre autor, obra etc.
  • Buscar en el TLG usando una lista de palabras: me supongo que es algo parecido a la opción anterior, pero no lo he probado todavía ¿algún voluntario que nos ilumine via comentario?
  • Buscar conjuntos de varias palabras o frases: si os interesa un grupo de términos que no necesariamente aparezcan juntos, ésta es vuestra opción.
  • Búsqueda morfológica: uy, esta desinencia no me suena. Escribe la palabra y el bendito hijo de bit te dirá todas las posibilidades.
  • Bichear el diccionario: pues eso. Diógenes incorpora el diccionario Liddell-Scott (-Jones; LSJ para abreviar) y el Lewis-Short; muy buenos por cierto. Esta opción y la anterior pueden usarse a la vez mientras miramos cualquier texto o fragmento; pulsando en una palabra a la derecha os aparecerá un análisis morfológico y la información sacada del dicc. correspondiente. Una maravillosa tecnología, heredada del proyecto Perseus, del que en otro momento os hablaré.


  • Confrontar la flexión de una palabra griega o latina: por confrontar léase "ver".
  • Ir a un pasaje específico en un texto dado: personalmente la que más usaréis. Primero escribid el nombre del autor, en latín (aunque sea griego), a continuación os saldrá una lista de escritores posibles; luego las obras, y por fin el pasaje (libro, capítulo, sección...varía de uno a otro). Puede que os mareéis al principio sobretodo en la última parte; si de verdad no lo conseguís, y tenéis una fotocopia del texto a mano, podéis copiar una frase en "buscar una palabra o frase" y luego pinchar en "ver texto completo".
  • Editar los corpora definidos por el usuario: útil cuando queremos hacer búsquedas en una serie de autores concretos y no todo el corpus. Dicho de otra manera, esto es para los "pros".
¿Tiene algún defecto esta maravilla?
Como todos los productos salidos de manos mortales, por desgracia no es perfecto. La primera pega que muchos - especialmente alumnos e imberbes - pondrán es que está en inglés. La segunda inconveniencia es que no podemos extraer un texto completo; el máximo de líneas que podemos ver de un tirón son ciento y pico.

Si usais linux puede que no os dé problemas, pero a mí me los dió:

  • No encuentra las bases de datos aunque la ruta esté bien. Fijaos si las extensiones de archivo dentro de la carpeta están en mayúscula; si lo están, ejecutad esto en terminal (dentro de la carpeta en cuestión):

    for i in *; do mv "$i" `echo $i | tr [:upper:] [:lower:]`; done

    Tardará un ratito y os pasará a minúscula todos los archivos, de manera que el programa pueda detectarlos.
  • Diógenes no se abre o se cuelga nada más aparecer la ventana. Al programita no le gusta eso de personalizar mucho el escritorio; si usáis un tema gtk distinto al que viene por defecto (creo que es "clearlooks") puede que os deje tirados. Es una pequeña incomodidad pero basta con cambiar de tema (además del mencionado "clearlooks", el motor "aurora", ese que imita la apariencia de un Mac, funciona bien con Diógenes).
Concluyendo
Una herramienta utilísima tanto para estudiantes como profesores, y que nos permite trabajar cómoda y eficazmente con los textos. Eso no significa que coger un libro y un diccionario de papel no tenga su encanto, pero la tecnología está para usarse, al menos eso creo yo.

Buenas noches y que paséis buen fin de semana!

2 comentarios:

karring dijo...

La tecnología una vez más al servicio del hombre... grecolatino.

Una pega nada más he visto: que yo sepa la expresión es "de sobra", no "de sobre" XD

Latinimberbe dijo...

@karring corregido el fallo. Gracias por decírmelo ;)